domingo, 15 de febrero de 2015

ACERCA DE LA CONFIANZA EN UNO/A MISMO/A

Pensé en reabrir este blog hará cosa de un año porque tenía la necesidad de soltar una mierda que se había instaurado en mi cabeza... pero luego me di cuenta de que, más allá de esa mierda no tenía mucho más que decir, así que ¿para qué malgastar el tiempo de nadie? El tuyo y el mío.

Ahora sí quiero hablar de esa mierda. El porqué vendrá hacia el final.

Cuando de pequeño jugaba al fútbol tuve un entrenador que recuerdo que no hacía más que repetir que tuviéramos confianza en todo lo que hacíamos. Yo jugaba por detrás de los delanteros y mi "función" era dar balones para que marcaran. Cada vez que fallaba uno de esos pases, me venía abajo y me pasaba 15 minutos jodido por ese fallo. 
Pero ese entrenador no dejaba de decirme: "tú confía en ti mismo y no dejes de dar pases. Aunque sean una mierda, más tarde o más temprano, uno irá donde tiene que ir. Y después, en lugar de uno, serán 20... y así hasta que te salgan todos".

La verdad es que con 14/15 años no entiendes la metáfora que se esconde detrás de semejante perogrullada pero ahora, con 34 años, las cosas tienen un sentido que antes era jodidamente difíciles de ver.

Después de esta "entradilla" a lo "Any Given Sunday", voy al grano de la mierda en cuestión:

Hace un año, llevaba como 50 ó 60 envíos a festivales de "Encontrados en NYC" y no con los resultados que yo esperaba. Había ciertas cosas que estaban pasando alrededor de la película que no quería entender y que me estaban martilleando por dentro.

El punto llegó con cierta crítica de un miembro de la industria que vio la peli en el Festival de San Sebastián y que... bueno, obvia decir por dónde fueron los tiros. A la postre, ésta sería la crítica que más me ha ayudado posiblemente en mi vida profesional.

La cuestión es que, como es normal, te hundes, te quemas y piensas: "soy un mierda que no valgo para esto". Pero será el espíritu de deportista competidor estúpido que llevo dentro porque sólo un día después quise tener otro partido para lavar la imagen que de mismo tenía en la cabeza.

Y escribí esto:

Una historia sobre las mentiras, los miedos y el dolor de las verdades. Y reconozco que lo escribí sin más aspiración que dejarla en un cajón. Tardé como dos meses en escribir una historia de dos personajes encerrados en una única localización.

No quería mostrársela a nadie porque seguía con la sensación de ser un mierda de esta profesión. 
Pero al final -y casi sin querer- acabó en manos de un compañero... y después de otro... y después de otro... 
Y nos reunimos unos cuantos.

Y hubo un momento en el que pensé: lo mismo existe la posibilidad de que...

Y llegamos hasta esto:

Todavía no hemos conseguido rodarla, pero sigo persiguiéndola
Y sigo porque he aprendido que mi confianza debe fluctuar: creo que debe llegar lo suficientemente bajo como para cuestionarme cada elemento del proyecto, y lo suficientemente alto como para pelear a muerte por él.

Sé de lo que soy capaz y de lo que no, pero lo mejor es que sé de lo que es capaz la gente que está conmigo en la pelea.

No persigo ocupar el asiento que un día ocupó Alejandro Amenábar o el que ahora ocupa Xavier Dolan. Ya no. La época de perseguir unicornios se está quedando atrás.

No soy ninguno niño prodigio, ni niño y mucho menos prodigio.

Pero sí soy MUY pesao cuando creo en algo. Y ahí es donde juega la confianza, en tirar para arriba y perseguir ese objetivo o en plantarse y buscar otro camino... y mientras queda camino, queda carretera.

Y a mi me queda "Prevenidos".

miércoles, 4 de febrero de 2015

DE VUELTA A CASA

Los últimos 6 meses han sido un poco "extraños" en aquello de qué definir como """casa""".
Porque Sevilla ha sido, es y será mi ciudad. Pero desde que llegué a NYC la primera vez -en aquel 2003; soy más viejo que una puerta ya- siempre tuve la sensación de que esta era mi ciudad. No sé si me explico.

El ir y volver de la una a la otra ha supuesto un cierto caos mental a la hora de poder llamar """casa""" a la una a la otra.

Hace relativamente poco he tenido hasta 3 conversaciones distintas acerca de cómo afrontar esa sensación, y la conclusión es que las reglas del juego han cambiado:

-Lo que anteriormente estaba marcado por el estudios, trabajo, casa, familia... 
-Ahora se llama directamente BúscateLaVidaDondeTeDejen...

Así que de ahí viene esa sensación tan bien descrita por mi Alex como: "Somos una generación nómada".
Y es así: iremos donde podamos, lucharemos por sobrevivir e intentaremos seguir creciendo en todos los aspectos de la palabra.

Ah! El viaje fue realmente tranquilo -lo que alguien con pánico a los aviones agradece enormemente- y nada más llegar nos encontramos nieve por todas partes. ¿Y frío? Pues la verdad que después de 22 horas de viaje, tirar de 4 maletas de más de 23Kg cada una durante 6 manzanas, y subirlas 4 pisos sin ascensor... el frío es como un tío en Alcalá...

Estamos bien... Estamos en """casa""".

sábado, 31 de enero de 2015

4 AÑOS

Desde la última vez que escribí aquí. 4 años...

La madre que me han dado..........

Esto es como abrir una de esas cápsulas del tiempo, ya sabes... una mierda como esta:

Pues volver aquí es algo así, pero al revés.
Porque yo soy más imbécil ahora que hace 4 años.
Sigo intentando cazar un unicornio y recibiendo innumerables señales de que ni voy a cazarlo... y que ni siquiera existe.

Seguimos peleando como un cabezón sin neuronas que se da una y otra vez con el mismo muro, perdiendo gente que creía importante, sumando algunas otras que vienen con su propio martillo.

Pero seguimos peleando.

Los últimos años estuvieron marcados por: 

-Un par de paseos por Cannes con 12:26 - 12:31 y Second Round.
-Encontrados en NYC. Nuestro primer largometraje.
-Fundamos A films.
-Conseguimos la VISA.

Y ahora volvemos para ganarnos la vida. 

Fín de los hechos.

Estoy practicando eso de no mirar hacia atrás y poner el objetivo en lo que viene por delante. A ver quien gana...

Por el camino seguiremos peleando por esto:

Y por esto:

Cada día me veo más inútil en mi profesión y me seduce más y más lo de vivir de dar hachazos a trozos de madera en Finlandia mientras doy paseos con mi niña.

Estoy más viejo, más feliz y también menos correcto.

Esto es lo que es. Para todo lo demás, mastercard...
O aquí.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Y lo último que me queda por decir desde New York...

...es que la tristeza que el final de esta aventura ha traído consigo se está transformando poco a poco en alegría por empezar a explorar las diferentes posibilidades que ahora se abren.
Sí, la cosa está negra, como dicen todos los que están por ahí, pero crearse una vida en NY sacando para adelante todo lo que ésta trae consigo, a la vez que buscas caminos para seguir creciendo aportan un conocimiento tal que permite por lo menos conservar ciertas energías para tratar de seguir adelante.
Como decía mi hermano "ten varias puertas abiertas", y así lo hemos hecho: hay muchas opciones.
Puede que ninguna salga adelante pero de antemano permíteme ser tan gilipollas de creer que alguna lo hará...
...Por eso vamos a partirnos la cara lo que nos quede de camino...
...y lo mismo de aquí a unos meses estoy reflejando la frustración porque nada esté saliendo...
...pero lo mismo no...
...y la verdad es que el optimismo con el que llegué pretendo que sea bandera de lo que queda por respirar...

miércoles, 14 de diciembre de 2011

domingo, 11 de diciembre de 2011

Graduación en NYFA y FINAL...

...del año más importante de mi vida y el más feliz hasta la fecha.
Empezando por la Graduación en NYFA, donde expusimos "Second Round", donde tuvimos una muy buena acogida, y donde se puso punto y final a lo que había sido un objetivo marcado desde 2003.
Y la valoración de la escuela la considero MUY positiva, principalmente porque se ha instaurado en mi forma de ser mirar el lado bueno de todo.

Es cierto que siendo objetivo, la escuela ha dejado mucho que desear pero no creo en la objetividad y en la tendencia a ésta. Esperaba entrar más de lleno en una estructura profesional, dejar de lado algunas cosas más que sabidas, explorar nuevas técnicas... pero a pesar de eso ahora hago balance y me doy cuenta de que sí que se me han "clavado" algunos mecanismos y conocimientos que antes solo imaginaba cómo eran, que he automatizado un esquema de trabajo que pretendo llevar por el resto de los restos, que soy consciente de la necesidad los detalles, que me conozco mejor como director...
Obviamente lo mejor de la escuela ha sido la gente, a quien si has ido leyendo un poco este blog ya casi conocerás. De ellos he aprendido lo que ni sabría explicar y que, por supuesto, me llevo conmigo con la más que firme intención de volver a encontrarnos en el camino.

Y lo que no ha sido la escuela pues...
...Pues sí, ha sido EL año de mi vida, el punto de giro que... Verás, alguna que otra vez he pensado acerca de si las personas pueden cambiar o no y siempre llegué a la misma conclusión: claro que sí. Este año aquí, con todas estas experiencias, me ha enseñado la que es la mayor de las verdades:
TODO EL MUNDO NOS EQUIVOCAMOS... y la diferencia la marca la habilidad de cada uno para aprender, superar o convivir con esos errores: habrá a quienes los errores se las sude, incluso habrá quienes crean que no se equivocan y que si lo hacen no es culpa suya (sí, conozco la especie); pero también hay quienes arrastran el peso de los errores toda la vida y que incluso necesitan respirar hondo cuando se acercan a la parte de atrás de un camión por el escalofrío de una sensación fruto de un accidente pasado que casi le cuesta la vida.
Esta tontería no sirve más que para decir que he aprendido que la respuesta a esa duda, a si cambiamos o no, es que cada uno tiene la suya y cada uno vivirá en función de su punto de vista acerca de cualquier cosa, así que, ¿qué más da lo que yo piense sobre ello?

Quería escribir esto en otro estado del humor. Quería tener una mejor sensación, más bonita y feliz. No quería sentarme hoy a escribir, quería esperarme. Pero me he levantado y he pensado que eso sería trampa, porque sería como decir que todo en este año ha sido felicidad, sonrisas y soluciones a preguntas sin respuestas.
La mayoría de las preguntas sin respuesta son muy hijas de puta porque no tienen respuesta, solo la que tú te quieras imaginar.
La verdad es que este año ha tenido de todo un poco: nervios, esperas, sonrisas, cansancio, sudor, alivio, pausas, carreras, diversión, presión, novedades, penas, miedos, añoranza, descubrimientos, gritos, abrazos, besos, puzzles, juegos, calles, respiraciones, buenos y malos rollos, platos, polvo, errores, aciertos, paciencia, comidas, enredos, historias, pesonajes y personas, personas y personajes, guiones, miradas, lluvia, frío, vanillas chai, música, silencios, carreteras, vías, vagabundos, luces, complicidad, facilidades, dificultades, visitas, pérdidas, parques...
....paz...
Y me dejaré cerca de un millón y medio...

El mayor de los descubrimientos es el desconocimiento general: no tengo ni idea de nada, solo de lo que "quiero ser de mayor"... a mis 31 años. No creo que ser capaz a día de hoy a afirmar nada con rotundidad.
He aprendido más en un año que en 30 y me fascina la idea de lo que puedo aprender el año que viene.
Y me asusta en gran medida no saber qué vendrá el año que viene.
He aprendido que mi familia y mi bebé son más que mi vida, que mi familia son quienes comparten algún apellido... y quienes no, que puedes ser Gonzalez, Giddings, Ibáñez, Sáenz de Tejada, Parrilla, Bobo, Casaus, Simón, Muñoz, Puerta, Salas, Villar, Lundon, Lennox... seas de Nigeria o del Congo...
Mi familia me duele... y como me duele hay que cuidarla.

Si me mirara al espejo no tengo ni idea de qué vería a ciencia cierta porque me considero un cúmulo de subjetivismo que conoce el objetivismo, que es la suma de quién le rodea cargando con todos los errores del pasado.

No creo que jamás en la vida pueda mirar a alguien en los ojos y decirle que está equivocado... aunque seguramente lo haga porque dudo hasta de mi mismo.

Me vuelvo a casa feliz y tranquilo, asustado y envalentonado...
Y me voy de casa triste por quien dejo y feliz por volverlos a ver.

Tengo un millón de personas a los que dar las gracias pero como no quiero dar más la murga que leer está muy caro, lo dejaré en un...
....A quienes me habéis traído aquí desde mis 31 años; me importa poco si te eché de mi vida o me echaste de la tuya; si me has dado la vida o viajaste conmigo por las calles buscando la ilusión con forma de personajes...

Estés o no, estuviste... y como me llevo todo conmigo, estarás.

MUCHÍSIMAS GRACIAS

Solo una cosa más: este rincón no se termina aquí, cambiará de título... aprenderá de sus errores y seguirá contando un poco más de este tonto hoy graduado en dirección cinematográfica pero que tiene unas cuantas asignaturas pendientes en otro terreno... porque no pienso parar de aprender.... y de equivocarme....

Una vez más... MUCHÍSIMAS GRACIAS......

jueves, 10 de noviembre de 2011

SECOND ROUND: el Trailer...

...ya está aquí.
Empezamos allá por Mayo de este año y ya se atisba el final de este camino.
El corto se cerrará cuando en un par de días aterrice en NYC (vuelvo después de unas semanas INCREÍBLES por tierras españolas) para darle los retoques necesarios de postproducción: sonido, banda sonora y limpiado de imagen.

Quiero darte las gracias por TODO lo aportado que ha facilitado MUCHÍSIMO el camino hasta llegar a este resultado.

Nos vemos en muy poquito...